¿POR QUÉ GODZILLA NUNCA MUERE? (El de Japón, claro)

Pues en un arranque de infantil ilusión, fui a ver Godzilla… Esta nueva versión no se parece mucho a las anteriores, pues no está dedicada al monstruo en sí, sino que es una crítica al burocratismo y exceso de formalismo en la sociedad japonesa, lo que le impide defenderse adecuadamente ante algo inesperado.descarga

También es una crítica a la necedad de usar energía atómica que inevitablemente genera desechos que no se pueden manejar. Y finalmente, el verdadero enemigo de Japón no es el monstruo, sino un mundo egoísta (liderado por Estados Unidos bajo el mandato de Donald Trump) capaz de elegir la destrucción de aquél país a cambio de evitar la remota posibilidad de que Godzilla llegue a su territorio. Los que esperábamos ver a Godzilla en toda su infernal gloria no saldremos desilusionados, pero no habrían sobrado otros 5 minutos de trancazos.

Hasta ahora han habido más de 32 películas sobre Godzilla (o Gojira, como le dicen en Japón), contando las producciones realizadas en otros países, un número increíble si tomamos en cuenta que son películas realmente malas. Inmensamente malas.

Se podría entender su éxito cuando apareció la primera película (llamada Godzilla, simplemente) en 1954 porque era una novedad, pero a partir de ahí toda su filmografía ha mantenido más o menos las mismas constantes: un Godzillasaurus radioactivus surge inesperadamente del fondo del mar para dar una especie de castigo a los humanos por contaminar el mundo con radiación. Y cuando escribo  “humanos” me refiero especialmente a los japoneses, y no todos, sino muy específicamente a los tokiotas… ¡Ah, cómo odia Godzilla a los tokiotas!gojira_1954_japanese_poster

A partir de esta premisa se ha construido todo lo demás: Godzilla obsesionada con destruir la mayor cantidad posible de edificios de cartón; Godzilla defendiendo Tokio de otros monstruos y destruyéndola sin querer; Godzilla luchando contra otros monstruos sin ningún interés por la gente que corre despavorida a sus pies; Godzilla defendiendo al inepto de su hijo en contra de unas mantis religiosas gigantes del espacio y que llegaron a la Tierra sin ningún otro motivo que luchar contra la bestia; o Godzilla resurgiendo inexplicablemente 50 años después con la única misión de llevar la fiesta a Nueva York…

¿Por qué la gente sigue viendo Godzilla? ¿Por qué regresamos a las salas de cine si ya sabemos lo que va a pasar? ¿Es que acaso creemos que esta vez sí nos darán una buena película?

Creo que es esto último. Queremos revivir la sorpresa que nos causó la gran bestia rugosa cuando la vimos por primera vez, porque no importa cuántas veces hayan refrito la misma historia, siempre habrá una generación que la admira por primera vez.

godzillajapanbanner¿Pero por qué nos gusta que destruya edificios? ¿Por qué nos deleita ver cómo descarrila los trenes del metro como si no supiéramos que son de juguete? ¿Por qué festejamos que al final nuestra furiosa heroína sea derrotada?  También creo que la destrucción que la bestia va desatando a su paso nos produce un enorme placer porque en el fondo todos odiamos la sociedad moderna que nos ha esclavizado dentro de esos enormes rascacielos que la criatura derriba sin descanso con asombrosa facilidad. Todos queremos destruir las ciudades.

Así mismo, sospecho que el deleite viene por la vanidad de creer que el ser humano puede vencer hasta a lo invencible. Godzilla (según en la última entrega del 2016) significa Dios… 2_largeUn Dios que se crea a sí mismo, que es terrible, que es violento, vengativo y que no siente la menor empatía por los seres humanos… O sea, igual que Jehová, pero al menos a Godzilla sí lo podemos ver.

Lo fantástico también nos fascina, y ver cómo los productores de cine se las ingenian para que lo imposible sea verídico, y cómo esto se enfrenta a lo que sí es real. Por un momento deseamos que la criatura destruya y remplace nuestra aburrida realidad, pero luego pensamos: “No, no está bueno que Godzilla destruya la ciudad porque aquí vive mi familia”, y entonces, cuando el caos total parece inevitable, surge la esperanza en forma de una idea genial que sólo al más ignorado de los nerds se le pudo ocurrir. En esta última cinta, logran vencer a la iguana gigante dándole de beber mucho Prozac, o algo así. Si se trataba de “enfriar” las entrañas de Godzilla yo hubiera optado por rociarle cascadas de nitrógeno líquido, pero bueno, vamos a creer que Godzilla mantiene la boca abierta el suficiente tiempo como para vaciarle varios camiones cisterna llenos de… ¿Anticoagulante?… ¡¡¿¿Y se supone que el anticoagulante frena las reacciones termonucleares que se generan en sus tripas y por eso se vuelve de piedra??!! ¡¡¿¿Por qué Godzilla no se defendió de los camiones cisterna con su aliento nuclear??!!… ¡¡¡¡¡¡¿¿¿PERO A QUIÉN SE LE OCURRIÓ SEMEJANTE MAM… (Piiiiiiiiiiiiiiii).godzilla

En fin, que pese a todo, Godzilla ha vuelto, para deleite de los Godínez que pasamos nuestra jornada deseando que Godzilla aparezca en el horizonte y derribe nuestra oficina para no tener que regresar al día siguiente a trabajar. Aunque estamos mejor que el sujeto de abajo… ¿Verdad?29a327a27f41a9e548227db1cdb6d3b1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s