CONOCE A LA SERPIENTE EMPLUMADA: Equinoccio de Primavera


México es el país de las serpientes de todas formas; hay serpientes de agua, de fuego, con plumas…

Cuenta la leyenda que después del sacrificio que realizó el dios Tezcatlipoca (señor del cielo y de la ti032117_0106_ConocealaSe1.jpgerra) para vencer a Cipactli (la voraz criatura marina) y lograr así la división del cielo y la tierra, comenzó una rivalidad entre él y su hermano menor, el dios Quetzalcoatl (padre de los mexicas). Dicha pugna terminó en la deshonra de este último. Tezcatlipoca se vengó de la gloria que su hermano adquirió en batalla embriagándolo con pulque mientras se hacía pasar por un anciano que le ofrecía una ofrenda. Al caer bajo los efectos de la bebida –que además estaba reforzada con algunos hongos (después les pasaremos la receta)–, Quetalzcoatl comenzó a causar destrozos a su paso y por supuesto su apetito sexual –que había permanecido dormido durante toda una vida de castidad– despertó… Esa noche rompió su celibato con Quetzalpetatl, su propia hermana.

Avergonzado por haber roto los principios que él mismo se había impuesto, se exilió de su reino, no sin antes prometer a su pueblo que en el futuro regresaría. Se dice que Quetzalcoatl partió hacia el poniente y llegó por el mismo camino a otra tierra donde sería conocido como Kukulkan, “La Serpiente Emplumada” de los mayas, quienes le construyeron un templo en la ciudad de Chichen Itza.

Quetzalcoatl, al igual que Kukulkan, preceden la llegada del Sol y su partida día con día.  Aún podemos verlo en el cielo bajo la figura de Venus.

Se cuentan tantas leyendas sobre serpientes… Algunas hablan de cómo enormes víboras se levantan de la tierra; otras, de serpientes emplumadas en sus nidos; truenos que bajan del cielo en forma de serpientes, etc. Muchos creen que estos mitos son reminiscencias del dios que quedaron en esta tierra.

Mexico_Stars_Sky_463233Hace algunos años, cuando México aún era un refugio para los dioses, mi abuela me contó que tuvo un encuentro sin igual, y yo quiero presumir que nadie podrá contar jamás algo así… Me contó que su madre (mi bisabuela), en la búsqueda de una cabra de su rebaño, encontró una serpiente tan imponente que ni siquiera puedo imaginarla, y aunque sé que en esos momentos su vida y la de mi bisabuela corrían peligro, no puedo sino desear con todas mis fuerzas haber estado ahí y ver lo que quizás sería el último eco de Quetzalcoatl. Se trataba de una serpiente gruesa, de unos tres metros de largo, que comenzaba a tener plumas en la cabeza y que después de enrollarse para tomar impulso, saltaba hasta llegar a mi bisabuela con toda la intención de atacarlas. Después de varios intentos, mi abuela la mató de un machetazo.

Tiempo después, una serpiente de agua se levantó de la tierra y abriendo vuelo entre las nubes provocó una tormenta como ninguna; por todos lados se quemaban cuernos de chivo para ahuyentarla, pero la cola de la serpiente –hecho remolino– arrastró una parte de la casa de serpientemis bisabuelos y un trozo del cerro; a lo lejos, simplemente pudieron ver cómo aquella criatura se perdía en el cielo y con ella un México que nuestros ojos difícilmente podrán volver a ver. Era el año de 1954, y todo ocurrió en un pueblito en los límites del Estado de México y Michoacán.

Pese a que los dioses han partido y no nos queda mucho de ellos, en estos días en que llegó la primavera, tuvimos solo una visita piadosa de nuestra serpiente emplumada, aquél Kukulkan, dios del rayo, que desciende al llegar cada equinoccio de primavera para recordarnos lo grandiosa que alguna vez fue su tierra, Chichen Itza, y en la pirámide del Sol, la bienvenida de la luz con la primavera en Teotihuacán.

No solo es un espectáculo para turistas, es nuestra cultura manifestándose de la única manera que le hemos dejado; es la Serpiente Emplumada que visita su dominio tan solo una vez al año. ¿Pudiste conocerla?

 

1467962085_96e5bf5dde_b

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s