ETIQUETA PARA EL BICI-PASEO DOMINICAL.


El bici-paseo dominical de la Ciudad de México es una maravilla por muchas razones: es bastante seguro, aceptablemente bien organizado y lo suficientemente largo para los que no se conforman con rodar un ratito…

El problema son los nacos… Sí, los N-A-C-O-S, con todo lo clasista, excluyente, racista y todo lo políticamente prohibido que suene, porque ¿qué creen? En Innuendo nos vale p… oco lo que opina la gente que se cuida de ofender a otros. De hecho nos gusta alebrestar al naquerío, porque, aceptémoslo y enfrentémoslo, la naquez existe, y una manera de atacarla y deslindarnos de ella es señalarla.

¿La naquez ciclista tiene que ver con el costo de una bicicleta? ¡Claro que no! Nosotros no estamos hablando de dinero, sino de clase, de educación, de tener buena cuna o de haber sido criado en TLALNECHANCLA.

Para que no nos hagamos bolas (bueno, muchos de ustedes ya lo están), los ciclistas autores de esta colaboración externa para Innuendo hemos establecido lo que es de mala educación, grosero, rudo, despreciable y falto de elegancia en las paseos ciclistas de los domingos. Se los ofrecemos de todo corazón, y si les queda el saco por lo menos plánchelo antes de ponérselo para que no se vean como parientes pobres estrenando la ropa que les dejó el tío muerto.

1.- Llevar bocinas con música horrible. A ver, mis nada apreciables amantes de la cumbia, las rancheras y el reguetón: ustedes NO tienen derecho de imponer su música a los demás con esas espantosas bocinitas (y si tienen foquitos de colores, peor). Es de mal gusto. Si nosotros nunca vamos a las fiestas de su “coloña” es porque NO queremos escuchar su música. Nadie debería imponer sus gustos musicales a NADIE.

bicicletas-con-parlantes-stereo-bikes-future-shock-bike-crew-made-in-queens-8-590x393

Para colmo, el nivel de naquez es directamente proporcional al volumen de la música, así que basta con que tres NEZAYORKINOS coincidan cerca de nosotros para que nos arruinen el paseo.

En caso de toparnos con las desagradables personas que traen sus odiadas bocinitas con música para hacer llover, nos veremos obligados a acelerar para tratar de dejarlos atrás; lo malo es que los musi-contaminantes suelen tener buena condición física (pues claro, son albañiles) y los tendremos pegados detrás nuestro todo el camino.

Otra opción es detenernos, parar el cronómetro, enfriarnos y perder el ritmo, pero todo es preferible a escuchar la música de los salvajes. Hay que esperar a que se alejen varios kilómetros, sólo así estaremos seguros de que no nos los volveremos a topar… Aunque es muy probable que cuando retomemos el camino, nos topemos con otros DJ de Tacubaya.

Los bocineros de la muerte no sólo son una molestia para todos los demás ciclistas, sino también para los voluntarios de Muévete en Bici que dan indicaciones a los paseantes, pues obviamente los bici-nacos NO apagarán su ruido ni bajarán el volumen, por lo que los voluntarios tendrán que competir contra el ruido.

Despreciables bici-bocineros: si no pueden prescindir de su música ambiental, vayan a sudar la cruda a los paseos ciclistas de sus barrios, ahí pasarán desapercibidos y a nosotros nos harán un gran favor.

2.- Suicídate lejos de mí. El exceso de velocidad es de muy mal gusto en un paseo familiar, y más cuando vas disfrazado como competidor del Tour de France ¿De verdad te sientes como un triunfador compitiendo contra señoras montadas en bicicletas retro o señoritas con bicicletas plegables? ¿De verdad estás tan sediento de éxitos que pasas a escasos milímetros de los niñitos que llevan bicicletas con rueditas para dejar claro quién es más veloz?

Pero aún más vulgar que sentirse Chris Froome en un paseo dominical es ser imprudente y poner en riesgo a las personas que sólo querían pasear un rato y no acabar arriba de una ambulancia por tu culpa.

Para que te quede bien claro, todo lo siguiente es muy naco:

-Ir en sentido contrario (¡Yo pongo mis propias reglas!).

-Pasarse los altos sin precaución (¡Me vale, soy el ser más importante del planeta!).

-Subirse a las banquetas (¡Soy taaan audaz!)

-Hacer acrobacias cuando hay personas alrededor (¡Mírenme, necesito su reconocimiento!).

-Usar bicicleta sin frenos (¡Moriré atropellado, pero con una bicicleta de moda!).

3.- ¿Te acompaño? No hay nada más naco que echarle los perros a las mujeres que van solas. Claro que los nacos creen que tienen la obligación de perpetuar sus genes de baja calidad, pero es de mal gusto abordar a una chica con el único fin de probar suerte. Y es más desagradable aún si después de ser bateado continúas insistiendo. Entiende, las mujeres a las que los nacos pueden aspirar van sentadas en el cojincito de un microbús, a lado de su novio el chofer, así que dejen a las ciclistas en paz.

Obviamente, a los paseos dominicales de la Ciudad de México acuden muchas mujeres guapas, pero que las veas pasar cerca de ti NO quiere decir que ellas estén buscando hombres cuya frase de ligue sea “¡Tssss, quién fuera el asiento de tu bicicleeeeta!”.

O sea, yo sé que el paseo dominical parece democrático, pero no lo es, porque hasta la basura se separa.

4.- Soy deslumbrante. Esta es la variante visual de los nacos que han decidido salir del closet y exhibir su pésimo gusto musical. Se trata de los frustrados que gastaron miles de pesos en conseguir las luces más deslumbrantes del mundo, pero como no se atreven a unirse a las rodadas nocturnas, pues las usan en los paseos dominicales… ¡Cómo de que no!

images

Además de que los pobres se ven como niños exploradores con retraso mental por cargar con algo que NO se necesitan a las 11 de la mañana, van molestando a todo el mundo… Digo, el resto de los paseantes NO somos débiles visuales, y basta con que no seas la Mujer Maravilla sobre su bicicleta invisible para que te podamos ver.

La gente va a los paseos vestida de negro o de otros colores poco vistosos y nadie les pasa por encima con la excusa de “¡Es tu culpa, wey, por no traer luces de 20,000 lumen!”.

Deja tus luces en casa, te ves pendejísimo y molestas a los demás, y si de plano te quieres sentir como niño con capa de Batman, por lo menos pon tus foquitos en la mínima potencia.

5.- ¡Mírenme, tengo tetas! Está bien que las chicas guapas aprovechen el paseo dominical para presumir curvas, ¿Y por qué no? buscar galán, pero hay algunas que exageran y creen que porque su bici está hecha de tubos tienen que hacer “table dance” enfrente de los niños. Tranquilas.

Tipos de vestuario que las ciclistas decentes no deben usar:Diapositiva1

  • Tangas en vez de short.
  • Licras transparentes para que todos vean que están usando hilo dental (¡chicas, controlen su desesperación!)
  • Camisetas transparentes sin sostén (y luego no quieren que las demás mujeres las llamen “quita-maridos”).
  • Esta es para los hombres del arcoíris: Minúsculos shorts tipo meseras del Hooters (chic@s, aunque el hambre-de-hombre esté muy dura, no confundan gay-friendly con “¡Mírenme las nalgas!”, así que guarden sus mini-shorts y sus pelucas para el día del orgullo gay).

6.- ¡Yo tengo Supercan! A ver, naqui-pendejos, si van a sacar a pasear a sus perros, recuerden que mientras ustedes vas sobre una bicicleta ellos van corriendo sobre el asfalto caliente.

¿Han visto a esos imbéciles que llevan arrastrando a su pobre perro amarrado al poste del asiento sin otra opción que seguir corriendo para no morir ahorcado?

Que quede claro: Es de mal gusto llevar a un perro muerto de sed, cojeando porque tiene los tendones inflamados, o de plano ya se le pelaron los cojines de las patas y el pobre animal va dejando huellas de sangre.

Los perros deben dar paseos CORTOS y a baja velocidad (y más si no están acostumbrados), y si su plan es dar un paseo largo traten de adaptar un carrito a su bici, o al menos amarren una mugrosa caja de cartón sobre la parrilla para que su mascota pueda descansar a ratos mientras ustedes ruedan ¡Y llévenle agua, no sean hijos de la chingada!

Los redactores de este breve pero sustancioso manual de buenos modales para el paseo dominical le agradecemos a Innuendo la oportunidad de haber colaborado para su… publicación. En esta ocasión tuvimos que aceptar, pero solo por educación;  la próxima vez nos veremos forzados a decirles abierta y llanamente que no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s